Blogia
La Otra

Si la montaña no va a Mahoma

El PSOE ha lanzado una propuesta educativa con la que ha conseguido el rechazo del PP, IU, sindicatos, padres y estudiantes. No está mal.

El PSOE parte de una realidad: en España hay determinados colegios, los concertados, en los que no se escolariza alumnado inmigrante a pesar de que los pagamos todos con nuestros impuestos y por tanto todos, inmigrantes y no inmigrantes, tienen derecho a estudiar allí.

Pero la solución, trasladar en autobús a los niños inmigrantes que sobren en un centro para conseguir una tasa de este alumnado que no supere el 35% raya el absurdo. Es decir, si los colegios no tienen ruedas y no se pueden trasladar allí donde se necesita, montamos a los críos en un autobús y problema solucionado. Hombre, no.

Al PP la propuesta desde luego no le ha gustado porque supondría que los centros concertados que ellos consideran "limpios", donde envían con tranquilidad a sus hijos seguros de que no se mezclarán con ningún inmigrante, se "llenarían" de este tipo de niños.

Esto se podría conseguir sin necesidad de que los hijos de inmigrantes tengan que montarse todos los días en un autobús, simplemente con cumplir la ley por la cual todos los centros sostenidos con fondos públicos (concertados incluidos) deben escolarizar en condiciones de igualdad a todos los niños. Para ello, las administraciones educativas deben ser más rigurosas y sancionar, retirar convenios y conciertos y establecer mecanismos para que todos los niños sean iguales, anónimos y no puedan ser rechazados en ningún centro. Algo así quiere hacer ahora Cataluña, si le dejan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres