Blogia
La Otra

El reparto del poder

Estamos inmersos estos días en los dimes y diretes entre los que deberán formar un gobierno en Cataluña. La batalla se centra en quién se llevará al gato Carod al agua, si la sombra eterna de Pujol materializada en su sucesor engominado o el malabarista Maragall que debe jugar a varias bandas para conseguirlo.

Y mientras tanto debe haber unos cuantos centenares de personas que tienen nombre y apellidos pendientes de unos pactos en los no tienen ninguna influencia o por lo menos no toda la que ellos quisieran. Son los más de 200 asesores que trabajan en las consellerías catalanas, además de los directores generales, jefes de servicio, jefes de unidad y jefes de sección que suman una cifra bastante considerable.

Hace un par de años ERC denunciaba el incremento del gasto destinado a asesores. ¿Pensará lo mismo cuando gobierne con unos o con otros?. Está claro que en el resultado de las negociaciones entre los partidos catalanes para formar gobierno no está en juego solamente la presidencia de la Generalitat sino el reparto de cargos públicos.

Y si no, piensen ¿qué hacemos con toda ese ejército de señores y señoras de 40-50 años que dejaron la empresa privada para vivir del gasto público?, ¿los mandamos al paro?, ¿después de todo lo que han hecho por este país?. Queda por ver cuánto trozo del pastel de asesores y cargos públicos está dispuesto a ceder cada uno de los candidatos como postre a Carod. Porque seguro que hay muchos, pero muchos simpatizantes de ERC dispuestos a trabajar en la administración por su país, por un módico sueldo, eso sí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres