Blogia
La Otra

Que por mayo era por mayo

Siempre me ha gustado ese cuarteto que dice "Que por mayo era por mayo/ cuando hace la calor/ cuando los pájaros cantan/ y están los campos en flor". Sé que la horterada es mayúscula pero fue por mayo cuando en las filas del PSOE se encendieron las calderas y dos tizones saltaron: Tamayo y Sáez. Fue por aquel entonces cuando nació el germen de hacer este blog ya que el personaje de "La Otra" en esta historia me parecía digno de ejemplo para todas aquellas que nunca hablan, bien porque no saben, bien porque no les preguntan.

Hoy nos enteramos de que alguien ha empotrado un coche contra la casa de Mª Teresa Saez . Francamente, no me parece un método muy sutil para demostrar el desprecio por alguien. Si es que hay cada bruto por ahí...

Y hablando de otras y hablando de tránsfugas que se refugian en sus casas rodeadas de sus incondicionales y de los supuestos cheques que cobraron por cambiar un voto me he acordado de aquella tránsfuga, Maruja Sánchez, que con su voto dió la alcaldía de Benidorm a un joven, entonces desconocido, llamado Eduardo Zaplana. Durante estos últimos 12 años dicen "las malas lenguas" y Manuel Talens en El País-Valencia que Maruja y su familia han cobrado 260 millones de pesetas que han salido de los impuestos de los valencianos, de los que han votado a Zaplana y de los que no.

Aún así, después de todas las declaraciones de buenas intenciones de los partidos políticos, de los acuerdos antitransfugismo, continúa habiendo gente que vende su voto por ideología, por dinero o por lo que sea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

cyrano -

para tu culo plano
mi membrano
y para tu culo con pelo
mi ciruelo

laotra -

Es lo bueno de los romances populares, que hay multitud de versiones ;-)

Gracias

LaOtra

Sergio -

Te mando el texto completo del
Romance del prisionero
Es un poema anónimo que fue musicado por Paco Ibañez allá por los sesenta.

Que por Mayo era, por Mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor.

cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados
van a servir al amor;

sino yo, triste y cuitado,
que vivo en esta prisión,
que ni sé cuando es de día
ni cuando las noches son,

sino por una avecilla
que me cantaba al albor.
Matómela un ballestero;
déle dios mal galardón.

Y un saludo.

Nacho -

Otra: Otro, otro, otro, otro

Que no me actualizas nada ;-)

besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres